-  ABOUT US  -

Introducción
La barbacoa negro brillante Yakiniku no es una simple barbacoa. Para nada, esta es una todoterreno que recuerda, y con razón, al kamado. El kamado es una barbacoa de cerámica que, gracias a su forma única, al grosor de la cerámica y a sus rejillas de ventilación en la parte superior e inferior, permite que el aire circule perfectamente, convirtiéndolo en mucho más que una simple barbacoa. En cierta manera tiene sentido porque, como todos sabemos, han hecho falta miles de años de desarrollo y perfeccionamiento para que naciera la kamado tal y como la conocemos hoy en día. Con el Yakiniku, que significa carne asada en japonés, no tendrás que esperar a que salga el sol para disfrutar de una barbacoa en el jardín. Al contrario, ahora tienes una herramienta que querrás usar durante todo el año. Podrás saborear los platos más deliciosos incluso en invierno. No solo es perfecto para hacer unas brochetas en un momento. Es que en un abrir y cerrar de ojos alcanza la temperatura óptima y, además, las rejillas de ventilación mantienen la temperatura sin que tengas que hacer nada. Podrás ahumar a baja temperatura, preparar una pizza bien crujiente o asar un buen filete y darle un pequeño toque ahumado extra. ¡Ten en cuenta que estás a punto de descubrir un nuevo pasatiempos y que a partir de ahora apenas usarás la cocina!

 

Historia
Su origen procede del tandoor asiático. En aquella época, se hacía un agujero en el suelo, se prendía fuego en él y se ponían piedras para conducir el calor. Una vez que desaparecían las llamas, quedaban las brasas en el fondo y en el lado del agujero se usaba para hornear pan. Cuando se empezaron a fabricar las ollas, también se utilizaban en este horno de barro. La parte superior quedaba abierta y en realidad se utilizaba más como una fuente de calor sobre la cual se podía colocar una especie de sartén o de cacerola para, por ejemplo, hervir el arroz. No fue hasta principios del siglo pasado cuando los japoneses encontraron la manera de cerrar la kamado para poder cocinar también a fuego lento. Pero el kamado con una tapa para abrirlo y cerrarlo todavía no se conocía. Hoy podemos disfrutarlo a diario gracias a los militares americanos, que encontraron este «kamado» en proceso de fabricación en Japón después de la Segunda Guerra Mundial. La pasión americana por la barbacoa junto con el conocimiento y la centenaria técnica japonesa, así como el perfeccionamiento adecuado, dieron como resultado el kamado que conocemos actualmente.
 

Manejo sencillo, resultado profesional

El Yakiniku, que significa carne asada en japonés, es una parrilla kamado que sigue el modelo tradicional japonés. La forma ovalada del kamado permite una circulación óptima del aire caliente. Como puedes controlar el suministro de oxígeno tú mismo, adaptar la temperatura del Yakiniku es muy sencillo. Por ejemplo, puedes asar una pieza de carne a temperatura alta y dejar que siga haciéndose a temperatura baja. El Yakiniku está fabricado en cerámica de 33 mm de espesor, por lo que mantiene el calor mejor que otros kamados. La ventaja es que el consumo de carbón es entre un 50 y un 70 % menor que con una barbacoa abierta, donde el oxígeno se consume sin control.

 

Carne, pescado, pizza, pan e incluso postres en un santiamén

El Yakiniku es la versión premium de la kamado para cualquier amante del sabor ahumado a la parrilla. Además, con la trituradora de madera puedes darle fácilmente un toque ahumado a la carne y al pescado —y también a la pizza o al pan horneado sobre la piedra de la pizza. E incluso a los postres. Por ejemplo, la piña a la parrilla o un cremoso brownie. ¡Sin tener que abrir la tapa y sin que el Yakiniku pierda calor! El Yakiniku también es el kamado perfecto para los platos que necesitan una cocción prolongada. Por ejemplo, la temperatura del Yakiniku se puede ajustar en un abrir y cerrar de ojos para conseguir una cocción perfecta del cerdo desmenuzado o de unas jugosas costillas.

 

El Yakiniku frente al resto

  • El Yakiniku es una parrilla kamado fabricada en una cerámica con un grosor mayor de lo habitual y de la más alta calidad en combinación con el mineral cordierita y el cuarzo más resistentes. En la de 19 pulgadas se ha utilizado incluso una cerámica de 33 mm de grosor. Por tanto, el Yakiniku es resistente a todas las condiciones climáticas y a las fluctuaciones de temperatura. Podrás utilizar esta parrilla kamado incluso en invierno.

  • Todo el acero inoxidable utilizado para el Yakiniku es del tipo 304. Este acero es la mejor opción en términos de resistencia al calor. En dos palabras, este kamado puede soportar todas las condiciones climáticas como ningún otro.

  • La chimenea del Yakiniku también está fabricada en acero inoxidable 304 y, al contrario que la variante de hierro fundido común, no se oxida en absoluto.

  • La bandeja para la ceniza del Yakiniku es más grande, por lo que puede contener más ceniza que una parrilla kamado normal.

  • El borde de fieltro, incluido de fábrica, está hecho de material incombustible para que el Yakiniku quede perfectamente sellado.

  • El suministro de oxígeno del Yakiniku se divide en unidades de medida. De este modo, podrás ajustar el mismo suministro de aire cada vez que lo desees. Además, está equipado con una rejilla para evitar la pérdida de carbón.

  • La trituradora es hermética y tiene un aislamiento doble para que no te quemes los dedos. El cierre de bayoneta permite abrir y cerrar la trituradora fácilmente sin dañar la cerámica.